¿ESTÁ QUEBRADO EL SISTEMA?

REFORMA PREVISIONAL

¿REALMENTE ESTÁ QUEBRADO EL SISTEMA? ¿QUIÉN LO QUEBRÓ?

 

La semana pasada se vivieron momentos de alta tensión en el debate del Proyecto de Reforma Previsional en la Cámara de Diputados. La sesión se pospuso para el lunes 18.

La reducción de los aumentos futuros a los jubilados es una medida altamente impopular, con un gran costo político. Es por ello que se la intenta justificar con el argumento de que el sistema actual es insostenible. Se repitió, durante la semana pasada, en muchos programas televisivos, que “el sistema está quebrado”.

 Ahora bien, para analizar si esto es cierto o no y, en su caso, cómo fue quebrado el sistema, tenemos que recordar ciertos hitos:

-Julio de 2007- Se crea el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, cuya función es servir de resguardo para el pago de las futuras jubilaciones.

-Noviembre de 2008- Se aprueba la ley 26.425, creadora del SIPA, que unifica los regímenes de reparto y capitalización. Es la ley que disolvió las AFJP y transfirió sus activos al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FSG).

-El FSG tenía 98.082 millones de pesos en diciembre de 2008.

-Su tasa de crecimiento anual acumulativa desde 2008 a octubre de 2015 fue del 30,4%.

-2016: Se aprueba la Ley de Reparación Histórica, que introduce cambios en la administración y disposición de los activos del FSG. Posibilitó que se recurra a la realización (venta) de activos del fondo.

-En el año 2016, el FSG creció sólo un 14,8%.

-Actualmente, el FSG se encuentra compuesto en un 62,9% por bonos de deuda del Estado. Es decir, que luego de liquidar activos del fondo, se usan esos ingresos para prestarlos al Estado Nacional, a través de la compra de bonos.

Sumado a lo expuesto, al mismo tiempo que se está tratando la reforma previsional, se está debatiendo una reforma impositiva, que termina de desfinanciar el sistema. Ya que la seguridad social no se financia exclusivamente de los aportes y contribuciones de los trabajadores y empleadores, sino también de varios impuestos que van a ser reducidos o eliminados.

Puede observarse que la supuesta quiebra del sistema comienza con la realización de los activos que fue aprobada por la Ley de Reparación Histórica y continuará con la reforma tributaria. El sistema no quiebra por el pago de las jubilaciones y pensiones, sino por el hecho recurrente en nuestra historia, de que los gobiernos tomen los activos del sistema jubilatorio para financiarse.

Por ello, es importante recordar que esta crisis ya se vivió en otras épocas y siempre fue generada por los propios Gobiernos, que saquearon las cajas jubilatorias. Los que siempre terminaron pagando las consecuencias, fueron los jubilados, que vieron reducidos sus ingresos.

Dra. Cintia Coturel

   
Monseñor Di Giorno 206 - Rdios. de Escalada
Tel. 4288-3612
estudiocoturel@gmail.com